915613849
Participa mexicana en la reconstrucción de la flor primigenia

7 de agosto de 2017

"La reconstrucción representa al ancestro común entre todas las plantas con flor, o angiospermas, que en la actualidad incluyen más de 300 mil especies", explicó la científica mexicana. (Foto: Hervé Sauquet y Jürg Schönenberger).
 
La recreación más precisa de cómo pudo ser el ancestro de todas las flores vivientes fue presentada por expertos del proyecto internacional eFLOWER, en el que participa la investigadora mexicana, Susana Magallón Puebla.
 
"La reconstrucción representa la flor del ancestro común entre todas las plantas con flor, o angiospermas, que en la actualidad incluyen más de 300 mil especies. También es muy importante cómo se llegó a ese resultado, ya que la recreación fue elaborada, por primera vez, con base en los atributos morfológicos de una muestra representativa de todas las flores vivientes", explicó al Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la especialista del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
Aunque en una primera vista puede parecer una gardenia o una magnolia, son los detalles de la estructura de esta flor primigenia, que vivió hace 140 millones de años, los que hacen la diferencia, enfatizó la especialista en evolución vegetal.
 
Entre los detalles más importantes que hacen que esta reconstrucción sea diferente a lo esperado está el hecho de que se trató de una flor hermafrodita, es decir, tenía órganos femeninos y masculinos.
 
Aunque la flor era hermafrodita, evolutivamente es mejor si existe un entrecruzamiento entre plantas de la misma especie, pues se promueven pequeñas diferencias genéticas que favorecen la variación y evitan mutaciones que hagan daño. 
 
Adicionalmente tenía tépalos (comúnmente llamados pétalos) conspicuos formando círculos concéntricos en grupos de tres.
 
A pesar de que hay otro atributo que no fue directamente reconstruido, es posible que también haya tenido un aroma, pues esta es una característica importante para el entrecruzamiento, precisó Magallón Puebla. 
 
"No podemos reconstruirlo, pero creemos que tenía un aroma ¿de qué tipo? depende del tipo de polinizador. Hay flores que tienen aromas desagradables ya que sus polinizadores son moscas a las que atraen. En cambio, otras flores tienen compuestos como perfumes que llaman a otro tipo de polinizadores como las abejas o las mariposas", señaló.
 
La científica recordó que el registro fósil ha revelado que en la llamada era de los dinosaurios, algunas plantas que ahora están extintas eran visitadas por escarabajos, por lo que se sugiere que éstos pudieron estar entre algunos de los primeros insectos que cumplieron esa función. 
 
Sobre el tamaño, la doctora en biología evolutiva explicó que es posible que se tratara de una flor muy pequeña, tal vez similar a lo que se ha visto en fósiles de unos 125 millones de años. 
 
Para el trabajo, presentado en la revista Nature Communications, Magallón Puebla, junto con Hervé Sauquet, de la Universidad de París-Sud y Jürg Schönenberger, de la Universidad de Viena, presentan la reconstrucción que se elaboró luego de revisar las características morfológicas de 800 flores vivas de especies vivientes.
 
Estos datos fueron puestos en una base informática llamada PROTEUS, que fue alimentada por 12 estudiantes de diferentes nacionalidades, entre los que también participó una estudiante de la UNAM, durante una estancia en la Universidad de Viena. 
 
Posteriormente, el grupo de investigadores revisó la base de datos cuyas especies estuvieron determinadas por un esquema de relaciones evolutivas, llamado árbol filogenético, calibrado en su dimensión temporal absoluta, y que fue creado por la investigadora mexicana, junto con su grupo de colaboradores y estudiantes de la UNAM.
 
Este árbol filogenético, temporalmente calibrado, ofrece información clave sobre cómo están relacionadas las familias de plantas y cuándo fue que se separaron unas de otras, mediante la integración de datos moleculares para determinar las relaciones de parentesco entre las especies y más de 100 calibraciones temporadas derivadas del registro fósil, representando hasta la fecha el estudio más completo de su tipo jamás realizado para cualquier tipo de organismos. 
 
Magallón Puebla continúa colaborando con Sauquet y Schönenberger en diferentes estudios sobre la evolución de las angiospermas para comprender mejor el boom que permitió la aparición de las múltiples variedades de flores que conocemos hoy en día.

Fuente: FCCyT

Ver más noticias


Su IP: 54.147.40.153 no esta registrado. Por favor ingrese su clave de Acceso Remoto.